Logotipo funeraria La Milagrosa

Te escuchamos
976 255 500

Las fases del duelo después de una pérdida

El duelo por la pérdida de un ser querido es un tema que con frecuencia nos resulta complicado de hablar, sin embargo, entender las fases del duelo que estamos atravesando nos puede ayudar a sobrellevarlo de mejor manera.

Aunque hay que tener en cuenta que algunas fases del duelo ya están identificadas por la psicología, cada persona vive su luto de manera diferente.

Cómo afrontar el duelo

La psicoterapeuta Cate Masheder aporta una visión distinta a la que normalmente se divulga sobre el luto. El punto de partida para empezar a convivir con el duelo es saber que «cuando llega el duelo no hay ni una sola área de tu vida que no se vea afectada por ese dolor. Llega hasta cada parte de ti».

Tras esto, Cate explica que este dolor no va desapareciendo con el tiempo cómo solíamos pensar, sino que este se mantiene, pero nuestra vida crece alrededor. Para aclarar este concepto la especialista hace una analogía a través de dos círculos, el primero y más pequeño que representa nuestra vida, se ve coloreado por completo cuando pasamos por la pérdida de un ser querido.

Cuando continuamos con nuestra vida, esta se empieza a desarrollar en un círculo concéntrico más grande, pero el dolor permanece en el centro, aunque menos oscuro y rígido. Por ello, analiza Cate “En ciertos momentos, como en los cumpleaños, los aniversarios, en Navidad, y en otras ocasiones volvemos a sumergimos directamente en ese dolor».

Siguiendo esta teoría, a través de las fases del duelo no buscaremos superar el duelo sino aprender a que forme parte de nuestra vida.

Las fases del duelo

Este modelo que nos explica cómo nos sentimos y actuamos las personas en momentos de pérdida fue presentado por la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross en su publicación “Sobre la muerte y el morir”.

No en todos los casos tienen por qué darse todas las fases del duelo, como tampoco tienen por qué manifestarse en el siguiente orden.

1. Negación

La negación es la reacción que se produce habitualmente inmediatamente después de la pérdida para amortiguar el impacto emocional que supone la ausencia de la persona querida. Durante esta etapa de shock tendemos a aplazar el dolor, o a evitar aceptar la importancia de la pérdida o su carácter definitivo, sin embargo, esta fase no se puede mantener indefinidamente.

2. Ira

La segunda de las fases del duelo se caracteriza por los sentimientos de rabia y frustración. Durante la fase de ira la persona se adentra en una búsqueda de culpables después de asumir la irreversibilidad de la muerte. El resentimiento se proyecta en personas del entorno, incluso en si mismo al intentar de manera reiterada pero fallida volver a su estado emocional y contexto previo a la pérdida.

Fases del duelo

3. Negociación

En esta etapa fantaseamos con la manera de cambiar su situación actual, y se intenta resolver interrogantes como ¿qué habría pasado si…?, ¿si yo hubiera hecho…?

Esta etapa se afronta también en momentos previos a la muerte cuando las personas recuperan la esperanza y exploran la manera de influir en su situación. Por ejemplo, en momentos previos a la muerte, los pacientes tratan de encontrar opciones para cambiar o retrasar su diagnóstico, o en las rupturas amorosas, quienes piensan que lograrán volver con su pareja mediante un cambio de actitud.

4. Depresión

La depresión es la siguiente en las fases del duelo del modelo de Kübler-Ross, y cuyo nombre no viene dado como alusión a la depresión clínica, sino a un conjunto de emociones en las que impera una tristeza profunda.

Esta etapa comienza cuando se toma conciencia del carácter definitivo de la muerte. Genera sentimientos de desesperanza y se presenta con aislamiento social o falta de motivación para seguir una vida que encontramos en muchos casos sin sentido sin la persona que falleció.

5. Aceptación

En el momento que llega la aceptación y la comprensión de la pérdida, volvemos a un estado de calma y recomposición, en el que aprendemos a convivir con el dolor emocional y a experimentar de nuevo sentimientos positivos como la alegría.

En muchas ocasiones atravesar esta etapa conduce a las personas reflexionar y tomar decisiones que cambian su modo de vivir y entender las prioridades de la vida.

¿Cómo puedo ayudarme o ayudar durante el duelo?

Cuando nos quedamos estancados en una emoción negativa, el luto se vuelve complicado. Los consejos de los expertos sugieren hablar con personas cercanas sobre los sentimientos que nos están abordando.

La psicoterapeuta Cate Masheder, de la que antes hemos hablado, explica que hay muchas formas de llevar el dolor que muchas veces no compartimos pero que son muy comunes. «Hablar con la persona que se murió es una importante, es normal”, dice Cate.

Si no conseguimos avanzar en la resolución de nuestro duelo, podemos pedir ayuda psicoterapéutica. El dolor terminará siendo manejable.