Logotipo funeraria La Milagrosa

Te escuchamos
976 255 500

Qué es un testamento abierto

En la sociedad actual, cada vez otorgamos más importancia a dejar por escrito el destino de nuestros bienes y nuestro patrimonio cuando fallezcamos. En este post encontrarás información sobre qué es un testamento abierto, cuáles son los requisitos para realizarlo y qué diferencias guarda respecto a un testamento cerrado.

Qué es un testamento

Según el código civil, un testamento es la declaración de últimas voluntades mediante la cual una persona puede determinar qué debe hacerse con su patrimonio y cómo se debe repartir después de su fallecimiento.

En España hay dos formas de realizar un testamento: de manera común o de manera especial.

Los más frecuentados son los testamentos comunes entre los que podemos distinguir el testamento ológrafo, el testamento abierto y el testamento cerrado.

Por otro lado, los testamentos especiales solo se realizan en situaciones específicas como su propio nombre indica. Encontramos los testamentos militares, los marítimos y los realizados en un país extranjero.

Qué es un testamento abierto

Un testamento abierto es aquel mediante el cual las últimas voluntades de la persona que lo realice se manifiestan ante un notario o una persona acreditada para realizarlo.

La característica principal que despejará tus dudas sobre qué es un testamento abierto es que no se trata de un documento secreto. Al manifestar las últimas voluntades ante notario y este redactarlas, el resto de personas testigo quedan enteradas de lo que se dispone en el documento.

Es el tipo de testamento más común en España debido a la comodidad que concede que los testigos y las personas que concurran en el acto conozcan las últimas voluntades de la persona en cuestión, evitando disputas posteriores y facilitando todo el proceso de herencia.

Requisitos y cómo elaborar un testamento abierto

Tras explicar qué es un testamento abierto, vamos a conocer los requisitos legales para poder elaborarlo. Son tres:

  1. Que el testador tenga una edad legal superior a los 14 años.
  2. En el caso de que el testador esté incapacitado, será necesario que dos médicos reconozcan y respondan sobre la capacidad de testar del individuo.
  3. Que el documento que se redacte cumpla con todas las formalidades documentales exigidas en la Ley de Registros y Notariado.

El proceso de elaboración de un testamento abierto es sencillo.

Preparar las voluntades

El testador cuenta con dos opciones para entregar sus voluntades ante notario. En primer lugar, puede dictarlas de manera presencial o haberlas redactado previamente y llevarlas por escrito.

Realizar el proceso notarial

Acudir a notaría es el segundo paso para elaborar un testamento abierto. Es necesario acudir con los testigos elegidos. Una vez redactado el testamento, el notario lo leerá en voz alta y el testador dictará estar conforme.

Esperar a que la notaría certifique y tramite el documento

Una vez acabado el proceso notarial, es la notaría quien se encarga de todo. Deberá seguir los trámites de estandarización y protocolización del documento y entregarlo al testador.

Diferencias entre testamento abierto y cerrado

Como último punto en este post sobre qué es un documento abierto, repasaremos las diferencias notables entre un testamento abierto y uno cerrado.

Encontramos tres diferencias notables.

  1. En primer lugar, el testamento abierto se da a conocer a viva voz y en el testamento cerrado lo que en este se dispone no se dan a conocer a ninguna parte.
  2. Como segunda diferencia, encontramos el número de testigos. En el testamento abierto son necesarios tres testigos mientras que en el testamento cerrado este número aumenta hasta cinco personas.
  3. Por último, a diferencia del testamento abierto, el testamento cerrado no tiene que ser necesariamente redactado ante notario sino que lo puede redactar el testador por su cuenta, asegurándose de su correcta elaboración.

Esperamos que este artículo sobre qué es un testamento abierto te haya sido de gran utilidad. ¡Hasta la próxima!